La desesperación del MAS

Libres en Movimiento

12. Aug. 2021

La verdad objetiva no se podrá cambiar por la mentira de Evo. Al final, el odio que destila la oligarquía masista terminará envenenándose así misma, solo hay que seguir alertas y exigir sin cesar, libertad e igualdad así nos persigan y pretendan callar nuestra voz...

Desde que la Unión Europea, la OEA y Ethical Hacking reafirmaran nuevamente que sus respectivas auditorías confirmaron el mega fraude de las elecciones en octubre del 2019 y refutaron las constantes mentiras del supuesto golpe, han echado por tierra - otra vez- todo deseo de la fiscalía boliviana, muy rendidos a los pies de la oligarquía masistas y Luis Arce.

La Unión Europea fue contundente y clara. Ellos fueron llamados por el propio MAS. La OEA junto al equipo de más de 40 profesionales especialistas en auditorías de elecciones demostró in situ la manipulación del voto de los bolivianos y, por tanto, la OEA exige a Bolivia cumplir sus compromisos vinculantes, compromiso firmado por el gobierno de Evo Morales. Además, el organismo hemisférico cuestiona las conclusiones del profesor CORCHADO que a pesar haber encontrado gravísimas irregularidades, este señor no considera que haya habido manipulación a simple buena fe del gobierno, lo que demuestra más el carácter político del informe privado de Salamanca.

La filtración del informe de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la reelección indefinida y las posiciones de instituciones democráticas, ha hecho que la oligarquía MASista desate su furia de manera bestial, con agresiones físicas a civiles, opositores y pueblos indígenas que reclaman respeto a la libertad, la vida y los DDHH.

Gustavo Torrico encabezó una protesta vandálica y de estilo fascista que terminó pateando la cara a una señora en el piso, el machismo y brutalidad van de la mano de Torrico.

El presidente Luis Arce en su discurso de odio el 6 de agosto decidió que no trabajara para todos los bolivianos y prefiere amenazar, ignorar y perseguir. Además de dejar morir sin derecho a la salud, sin educación, sin trabajo y continuar con las prácticas abusivas de su partido: perseguir y amedrentar.

La excanciller Karen Longaric, ha sido imputada después de retuitear el informe de la auditoría de la OEA. Vemos que Lanchipa y el MAS intentan acallar a la población: bien lo dijo el exdefensor del pueblo Nelson Cox, hoy convertido en represor del pueblo, que apresará a cualquier boliviano que se atreva a hablar del fraude en 2019.

Los pueblos indígenas en Beni, Pando y Santa Cruz, dejados a su suerte, sin títulos en sus propias tierras ancestrales, víctimas del constante engaño del MAS que usan el avasallamiento para hacer estragos en los bosques; la colonización forzosa de los famosos 'colonizadores' enviados por el MAS desde tierras altas, es un "estate quieto" a aquellos indígenas de los valles y amazónicos que no aceptan la lógica represiva y extractivista del caudillo Evo Morales y la cúpula del MAS.

El grupo de vocales cómplices del fraude en 2019 ahora ha conformado una asociación -muy delincuencial- para seguir con las retórica del MAS que, con recursos ilimitados para la cobertura en Bolivia Tv y ATB, censura cualquier acto real de reivindicación de los indígenas, pero no pueden ocultar los afanes propagandístico hacia el MAS que ni siquiera contando con todo el poder estatal pueden hacer que la gente crea sus mentiras.

El MAS amenaza a la OEA, la UE y pronto a la CIDH, la que, por suerte, ya no está mas como secretario ejecutivo el hipócrita de Paulo Abrão, cómplice del autoritarismo boliviano, venezolano, nicaragüense y cubano.

La verdad objetiva no se podrá cambiar por la mentira de Evo. Al final, el odio que destila la oligarquía masista terminará envenenándose así misma, solo hay que seguir alertas y exigir sin cesar, libertad e igualdad así nos persigan y pretendan callar nuestra voz...